Sí, loco.

Porque esperar por vos es como la espera de la lluvia en la sequía. Inútil y decepcionante.